La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos.

Category: Notas

¿Cómo debemos Descontaminar las mascarillas?

Investigadores de Stanford y otras universidades han revisado la literatura científica para crear N95decon.org, un portal web al que los profesionales médicos pueden acceder para obtener información fiable sobre cómo descontaminar las máscaras N95 usadas.

Esto es especialmente importante ahora que las mascarillas escasean y tanto los profesionales como la población tenemos que reutilizarlas.

Algunos métodos de desinfección con mascarilla N95 pueden mantener la eficiencia de filtrado durante múltiples ciclos de desinfección. Se desconoce su efecto sobre el ajuste de la máscara, y estos métodos no están aprobados aún por organismos oficiales.

“Atendiendo a la falta de suministro de mascarillas de protección”

mask-ppe-EBM-v1.3-3-25-20

Este estudio proporciona al menos dos métodos que se pueden realizar en casa:

Método 1: 75 ° C de aire caliente (30 minutos) durante 20 ciclos, en un horno no utilizado para cocinar alimentos ni cercano a alimentos (ver artículo).

Método 2: Lámpara de luz ultravioleta (UV) de 254 nm, 8 W de potencia , durante 30 minutos. Las mascarillas mantienen las propiedades durante 10 ciclos

En el estudio, estas lámparas de luz ultraviolesta de 254 nm están encastradas en cajas para desinfección pero estas mismas lámparas de luz de 254 nm se pueden adquirir para la desinfección de estancias domésticas.

Atención -Los estudios están realizados con material de uso hospitalario, no casero, en ningún caso. La investigación aclara que este es un terreno nuevo pues estas mascarillas se han diseñado para no ser reutilizables.

mar- ¿Se gestionaron bien las residencias de mayores?

Orden SND/265/2020, de 19 de marzo, de adopción de medidas relativas a las residencias de personas mayores y centros socio-sanitarios, ante la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19

Medidas positivas

Me parece lógica la segregación de los trabajadores por cohortes de mayores que dicta la orden:

Con este objetivo, los trabajadores de estos centros deben ser asignados a cada uno de los grupos de residentes que se señalan en el punto segundo.1 de esta orden, garantizando que sean los mismos los que interactúen en los cuidados de cada uno de estos grupos. No se deben producir rotaciones de personal asignado a diferentes zonas de aislamiento“.

Otra que en la interpretación de los directores de residencias han mencionado como positiva fue:

La autoridad sanitaria de la comunidad autónoma podrá modificar la prestación de servicios del personal médico, de enfermería u otro tipo de personal sanitario vinculado con las residencias de mayores y otros centros sociosanitarios, con independencia de su titularidad pública o privada, así como la correspondiente a ese tipo de personal vinculado con atención primaria o atención hospitalaria o especializada extrahospitalaria, en su caso, para adaptarlos a las necesidades de atención en las residencias de mayores y otros centros sociosanitarios.

Es decir la posibilidad de que cada comunidad autónoma reformule los criterios para que una persona pueda trabajar en una residencia de ancianos de forma que puedan encontrar personal sustitutorio más fácilmente cuando el regular se contagie y tenga que estar de baja.

Medidas que ponían más en riesgo a los ancianos en las residencias

Si el personal sanitario médico, de enfermería u de otro tipo, ha tenido contacto estrecho con un caso posible o confirmado de COVID-19 y no presenta síntomas, seguirá realizando su actividad normal así como la vigilancia de síntomas.

Los gestores de las residencias de mayores atribuyen a este punto el ser uno de los causantes principales de la mortalidad en las residencias.

SE sabía ya en Marzo que el virus era asintomático en una fracción de los infectados

En el Report of the WHO-China Joint Mission on Coronavirus Disease 2019 (COVID-19) del 24 de Febrero en el que ya se indica que:

“Asymptomatic infection has been reported, but the majority of the relatively rare cases who are asymptomatic on the date of identification/report went on to develop the disease. The proportion of truly asymptomatic infections is unclear but appears to be relatively rare and does not appear to be a major driver of transmission.”.

Es decir que no se sabía cual era el porcentaje de asintomáticos que tenían la enfermedad y podían transmitirla. Se sospechaba que la proporción del total era pequeña, pero ya se sabía que había casos asintomáticos con capacidad para transmitir la enfermedad.

Y si que se sabía que “Individuals at highest risk for severe disease and death include people aged over 60 years and those with underlying conditions such as hypertension, diabetes, cardiovascular disease, chronic respiratory disease and cancer”.

“Mortality increases with age, with the highest mortality among people over 80 years of age(CFR 21.9%).” CFR Crude Fatality Rate.

Es decir que había que proteger especialmente las residencias de ancianos por pertenecer al grupo de población más vulnerable.

Los centros de atención primaria estaban viendo ya a muchos de sus médicos enfermando de COVID-19. ¿Se publicó esta medida para evitar que las residencias quedaran desantendidas de personal?

Esta medida probablemente también hizo poco eficaz otras que se dictan en la misma orden como: “En cualquier caso, estos residentes, casos posibles o casos confirmados de COVID-19, deben mantenerse aislados del resto de residentes.”

Toda la medida parece pensada para protegerse sólo en caso de síntomas. Por ejemplo el aislamiento se decreta sólo para aquellas personas que muestren síntomas: “En el caso de que un residente presente infección respiratoria aguda leve, debe ser aislado del resto de residentes“. Y no como una medida higiénica y de protección para todos.

¿Debía el protocolo para las residencias de ancianos haber sido más restrictivo desde un inicio?

El informe es claro en que lo que funcionó en China para parar la epidemia fue supervisión proactiva, y sobre todo el aislamiento aunque la población no entienda o acepte estas medidas:

Much of the global community is not yet ready, in mindset and materially, to implement the measures that have been employed to contain COVID-19 in China. These are the only measures that are currently proven to interrupt or minimize transmission chains in humans. Fundamental to these measures is extremely proactive surveillance to immediately detect cases, very rapid diagnosis and immediate case isolation, rigorous tracking and quarantine of close contacts, and an exceptionally high degree of population understanding and acceptance of these measures“.

¿Utiliza España el criterio de la organización mundial de la salud para contar los fallecidos por covid-19?

27 de Febrero. El Criterio de la OMS para contagios indica que se deben contar como sospechosos enfermos con síntomas compatibles con la covid-19

Global Surveillance for human infection with coronavirus disease (COVID-19)

Indica que se deben considerar como casos sospechosos:

Caso sospechoso A. Un paciente con enfermedad respiratoria aguda (fiebre y al menos un signo / síntoma de enfermedad respiratoria, por ejemplo, tos, dificultad para respirar), Y un historial de viaje o residencia en un lugar que informa la transmisión comunitaria de COVID-19 enfermedad durante los 14 días previos al inicio de los síntomas; ORBE. Un paciente con cualquier enfermedad respiratoria aguda Y que haya estado en contacto con un caso COVID-19 confirmado o probable (ver definición de contacto) en los últimos 14 días antes del inicio de los síntomas; ORC. Un paciente con enfermedad respiratoria aguda grave (fiebre y al menos un signo / síntoma de enfermedad respiratoria, por ejemplo, tos, dificultad para respirar; Y que requiere hospitalización) Y en ausencia de un diagnóstico alternativo que explique completamente la presentación clínica.

Es decir, que se han de registrar los casos sospechosos.

El 2 de Marzo el Centro Europeo para el Control de Enfermedades sigue el mismo criterio para contagios. distingue probables y confirmados

Los casos que se ajustan a los criterios probables o confirmados de la definición del caso deben notificarse a través del Sistema Europeo de Vigilancia (TESSy).

16 de Abril la OMS indica que se debe contabilizar como fallecidos por covid-19 aquellos sin pruebas pero con síntomas compatibles

El criterio que establece la OMS está claramente definido en su documento del 16 de Abril

INTERNATIONAL GUIDELINES FOR CERTIFICATION AND
CLASSIFICATION (CODING) OF COVID-19 AS CAUSE OF
DEATH

En él puede leerse claramente en la sección 2:

DEFINICIÓN DE FALLECIMIENTO DEBIDO A COVID-19
Un fallecimiento debido a COVID-19 se define para fines de vigilancia como un fallecimiento resultante de una clínica enfermedad compatible, en un caso COVID-19 probable o confirmado, a menos que exista una alternativa clara causa de fallecimiento que no puede estar relacionada con la enfermedad COVID (por ejemplo, trauma). No debe haber período de recuperación completa de COVID-19 entre enfermedad y fallecimiento.

Un fallecimiento por COVID-19 no puede atribuirse a otra enfermedad (por ejemplo, cáncer) y debe ser contado independientemente de las condiciones preexistentes que se sospechan que desencadenan un curso grave de COVID-19.

Es decir, que un caso probable también debe contarse. Un caso de fallecimiento con síntomas de COVID-19 debe contarse. Incluso -párrafo 2- un caso en el que las condiciones preexistententes se sepa que son desencadenantes de un curso grave de COVID-19, como defensas bajas, debe contarse.

El punto 3.2 lo aclara más aún:

A- GRABANDO COVID-19 EN EL CERTIFICADO MÉDICO DE CAUSA DEL FALLECIMIENTO
COVID-19 debe registrarse en el certificado médico de causa de fallecimiento para TODOS los fallecidos donde
la enfermedad causó, o se supone que causó, o contribuyó al fallecimiento.

A- GRABANDO COVID-19 EN EL CERTIFICADO MÉDICO DE CAUSA DE LA MUERTE
COVID-19 debe registrarse en el certificado médico de causa de fallecimiento para TODOS los fallecidos donde
la enfermedad causó, o se supone que causó, o contribuyó al fallecimiento.

Orden Ministerial del 17 de Abril publicada en el BOE. sólo los muertos por casos confirmados deben ser informados por las comunidades al gobierno

Es decir, que recuerda la obligación de las CCAA de remitir los datos al gobierno según lo dispuesto el 15 de Marzo.

Además modifica esta orden detallando qué informacicón se debe enviar:

Como se puede observar sólo los fallecidos a los que se les haya hecho una prueba bien de PCR or serológica deben ser sumados y enviados al gobierno.

Este no es el criterio de la Organización Mundial de la Salud y no se puede afirmar que España lo siga.

Aunque la orden distinga entre confirmados sintomáticos y asintomáticos, pide explícitamente que estén todos confirmados con una prueba PCR or serológica.

Al emitir esta orden el Gobierno Español se limita en su capacidad para conocer casos probables de fallecimiento por covid-19 y por tanto una foto más real del estado de la enfermedad

Es decir, puesto que no recoge estos casos, decide no conocer ningún dato sobre casos de fallecimiento con sospecha de COVID-19.

Tampoco establece ningún criterio para estas situaciones.

Las estadísticas que sólo cuentan los fallecidos con prueba confirmada, lógicamente dependen también del número de pruebas realizadas

Algunas estadísticas sólo cuentan casos confirmados como por ejemplo esta de Our World in Data. Si bien, lógicamente indican:

es probable que el número real de casos sea mucho mayor que el número de casos confirmados, esto se debe a que las pruebas realizadas (tests) son limitadas.

El Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades no obliga a los países a informar de las muertes donde haya sospecha de COVID pero no haya una prueba diagnóstica

El Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDPC) ofrece estadísticas de todos los países que las pueblican. Pero dice explícitamente:

in accordance with the applied case definitions and testing strategies in the affected countries.

de acuerdo con las definiciones de caso aplicadas y las estrategicas de pruebas de cada país.

Es decir, que el ECDPC acepta que cada país tenga un criterio diferente de lo que es un caso de COVID-19 y que si un caso positivo require una prueba, la cifra de positivos dependenrá del número de pruebas que cada país haga.

El ECDPC indica que no es obligatorio para los países de la UE informar de casos sospechosos; aquellos a los que no se ha hecho una prueba, pero que presentan síntomas.

¿Es este el tipo de estadística que hacen los demás gobiernos Europeos?

No es el caso de Reino Unido donde el gobierno si informa de muertes confirmadas y las que han sucedido con sospecha de COVID-19. Los cerficados de defunción en este país pueden idicar “Gripe o Neumonía”, COVID-19, o ambas aunque no se haya hecho una prueba diagnóstica y estos números se incluyen en las estadísticas.

El Reino Unido publica también estadísticas sobre las muertes en residencias de ancianos, y la variación de los precios de material necesario en esta crisis como mascarillas.

Resúmen

  • El gobierno de España no pide a las CCAA que sigan el criterio de la OMS
  • Tampoco solicita que se le envíen datos de muertes sospechosas de COVID pero no validadas con una prueba, ni siquiera para tenerlas en cuenta en sus estadísticas.
  • Por tanto las cifras de muertos por COVID en España dependen del número de pruebas PCR or serológicas realizadas.
  • No hay una obligación de la UE para que los gobiernos realicen ese contaje
  • Otros países como Reino Unido si realizan un contaje de los fallecidos confirmados y sospechosos de COVID, además de publicar otras estadísticas interesantes sobre esta pandemia.

¿Ha inflado el gobierno español los datos de pruebas de covid enviados a la ocde?

El dia 17 de Abril la OECD publicó el inform “Testing for COVID-19: A way to lift confinement restrictions”. En él aparecce España como uno de los países que había realizado más pruebas de COVID por millón de habitantes.

El presidente de la OECD, el mejicano Ángel Gurría, publicaba un tweet as las 11:12 resaltando la posición de España.

Los datos provenían de OurWorldInData como se indica en el pie y del Gabinete de la Presidencia del Gobierno de España.

España aparecía por delante de Alemania, Dinamarca, Noruega y Austria entre otros.

Pedro Sánchez se hacía eco de ello ese mísmo día una hora después aproximadamente – a las 12:21.

Sin embargo, este tweet era replicado también ese mismo día por Max Roser, fundador y editor de Our World In Data, señalando que todos los datos publicados por la OECD venían de su empresa como se indicaba en el informe excepto el de España.

Esto no contradecía el tweet de Gurría que indicaba también como fuente al Gabinete de la Presidencia del Gobierno español, pero indicaba claramente que el dato de España no venía de Our World in Data y dejaba a la OECD la pelota de explicar de dónde venía el dato.


Gráfico del tweet the Ángel Gurría del día 27 de Abril

Las redes sociales se hicieron eco y Fernando Simón dijo que España envió la información a la OCDE de pruebas de PCR 1.035.000 y 310.000 de anticuerpos y que entiende la OCDE las usó, ” como usó la de los otros países”, es decir dejaba la pelota a la OECD, pero Our World In Data solo considera pruebas de PCR en sus datos. La OECD no tenía otra opción que rectificar.

La OECD lo hizo al día siguiente. Publicó el día 28 una nota explicando lo sucedido e indicando a partir de ahora utilizarán el criterio de OurWorldInData de sólo contabilizar pruebas PCR para que todos los datos sean comparables. La OECD actualizó el día 28 el informe eliminando las pruebas de anticuerpos de la cifra de España y publicando un nuevo gráfico en el que España aparece por debajo de la media de la OECD detrás de Portugal, Irlanda, Eslovenia, Alemania e Italia entre otros.

Vozpopuli publica un artículo en el que traza la relación entre Ángel Gurría, y la secretaría de Estado de la España Global, que dirige Manuel Muñiz, de quien es asesor Ángel Alonso. Manuel Muñiz ocupa el cargo de embajador en misión especial para la Ciudadanía Española Global y formó parte del Gabinete de Gurría en la secretaría general de la OCDE hasta su nombramiento hace menos de dos meses.

Powered by WordPress & Theme by Anders Norén