Juana Rivas

J

Versión de Arcuri

Fuente

Tomando como referencia la descripción que de Arcuri hace un columnista del diario El Mundo, se sabe de este genovés de 50 años que no ve a sus hijos desde hace más de un año y que trabaja como responsable de un hotel rural en la Isla de San Pietro.

Allí vivieron, hasta mayo de 2016, Juana y sus hijos. Entonces la mujer se fue a pasar unos días en España, y hasta hoy.

Siempre según el testimonio del propio Arcuri, Juana y él se conocieron en Londres en 2005 y poco después nació su primer hijo, Gabriel. Llegamos así a 2009, la primera denuncia: Juana, Gabriel y Arcuri vivían en Granada. Una mañana, después de que Juana “llegara a casa después de una noche de farra”, discutieron. Insultos y golpes de Juana contra el ordenador y los auriculares de su pareja. Él trata de coger los auriculares y daña a Juana en la mano. Ella va al médico y, tras ser tratada de una lesión leve, presenta una denuncia contra Francesco.

Esa tarde, cuando Francesco pasea al niño -él se encargaba de la crianza del niño y Juana regentaba una tienda- el hombre es detenido. Tras pasar una noche en el calabozo y quedar en libertad con cargos y con una orden de alejamiento de Juana, se encuentra sin poder ver a su hijo. Francesco explica que prefirió “evitar el juicio y aceptar una condena de tres meses y un año de alejamiento” para ver al pequeño.

Fuente

La sentencia que condena a Arcuri por malos tratos fue en conformidad: no se celebró juicio ni se practicó prueba. Hubo denuncias cruzadas tras una discusión en la que él presentó lesiones más graves.

La denuncia de arcuri contra Juana por maltrato

Fuente

“Arcuri también denunció a Rivas por maltrato, pero entonces ya se habían reconciliado, él decidió renunciar a su denuncia y aceptar la pena mínima en conformidad para pasar página. Contra el consejo de su abogado”.

Se quiebra la orden de alejamiento

De forma voluntaria Juana y Francesco incumplen esa orden de alejamiento; vuelven a vivir juntos y tienen un segundo hijo, Daniel, nacido en enero de 2014.

“Lo que se desprende del procedimiento judicial en Italia es demoledor respecto a Juana: evidencia sus manipulaciones y las numerosas mentiras vertidas en torno a su vida con Arcuri y el maltrato a los niños. Mentía hasta cuándo afirmaba que llamaba por teléfono a sus hijos”

La condena a juana por sustracción de menores

Juana ha sido condenada por sustracción de menores, pero no debe soslayarse que durante el proceso interpuso numerosas denuncias de maltrato contra Arcuri para intentar obstaculizarlo. Todas archivadas por ser inverosímiles.

la denuncia por malos tratos al menos de los hijos mientras estaban al cuidado de la madre

Durante marzo y abril de 2017, mientras el padre de los menores, Francesco Arcuri, estaba en Italia, y cuando ya la Justicia española había decretado en favor del progenitor que los niños permanecieran bajo sus cuidados.

en abril de 2017, las profesoras de la guardería de la hija de 3 años de Juana Rivas instaron a la madre a llevar a su hija al hospital, donde le hicieron una revisión y dieron traslado al Juzgado.

Pendiente de confirmar: Cuando se citó a la madre, Juana Rivas, lejos de sorprenderse alegó, que era el propio niño el que se introducía objetos de manera recurrente.

El Juzgado de Instrucción nº 2 de Granada llegó a acreditar el abuso sexual al menor, pero no logró encontrar al autor de la “infracción penal” y archivó provisionalmente la causa a la espera de nuevos indicios.

Hay al menos dos informes más: El de la Guardia Civil y el informe del organismo feminista de la Junta que no concluyen que haya abuso del niño. >> investigar más.

Según Lupe Sánchez: “Si se visionan las entrevistas a Rivas en TV en 2017, comprobarán las contradicciones en las que incurre respecto a los posibles abusos: en un primer momento culpa al padre, luego afirma que son un bulo y después que las lesiones se deben al estreñimiento, arena o la bici”

El padre no había sido informado por la madre de los presuntos abusos

confirmar: A finales de agosto, el mismo día en el que Francesco Arcuri acudía a recoger a sus hijos, en el punto de encuentro situado al lado del hotel donde se alojaba en España, acompañado de un psicólogo, se le comunicó el cambio de localización a la comandancia de la Guardia Civil de Maracena. Fueron los propios agentes los que, en aquel momento, y según las mismas fuentes conocedoras del caso, realizaron al padre el ofrecimiento de acciones legales por el asunto de agresión sexual ocurrida durante el tiempo en que los niños estaban en compañía de la madre y de su entorno. Un trágico suceso del que hasta ese momento el padre no había tenido conocimiento alguno.

El informe forense de 2017 concluye que «no se puede descartar que el menor haya sido objeto de una agresión sexual anal»

Las imágenes, reitera Piñar, «son espeluznantes». En ese mismo informe, además, se remarca que «reinterrogado el niño señala que alguien le ha hecho mucho daño en el ano».

Sin embargo el Juez Bosch de Jueces para la Democracia indica que la investigación policial descartó abusos. Cierto, sin embargo no así el Forense ni la Guardería que los denunciaron.

Fuente

El Juez Bosch usa 1 página del informe psicológico y una página del atestado policial 5 meses después. Son válidos formalmente, pero ni menciona la referencia al informe forense y a las declaraciones del niño.

La solicitud del ARCHIVO DEFINITIVO por parte de la madre

Sorprendentemente, Juana Rivas solicitó el archivo definitivo que no permitiría nunca su reapertura. El Juzgado rechazó esta pretensión y Rivas acabó recurriendo ante la Audiencia Provincial de Granada buscando el carpetazo total de la investigación.

En el auto del 23 de marzo de 2018, la Sección 2ª de la Audiencia Provincial de Granada dice: “Hemos de desestimar con rotundidad, la petición principal, que solicita la madre del menor, de todo punto improcedente”.

“No solo porque las conclusiones periciales del Instituto de Medicina legal, afirman que no se puede descartar una agresión sexual en el menor arriba reseñado, ni tampoco porque de haberse acreditado la realidad del hecho investigado, desde luego no sería en absoluto nada irrelevante penalmente y ello excluye toda posibilidad de sobreseimiento libre que tan infundadamente se postula en el recurso en decisión, no solo contraria a derecho, sino a los intereses en protección e indemnidad del menor que ya quedó reseñado”.

El archivo provisional (sobreseimiento provisional) permite reabrir el caso de los abusos sexuales si el hijo de Juana Rivas recuerda algo más de los sucedido antes de cumplir los 18 años. Una posibilidad que se hubiera extinguido si la Audiencia Provincial de Granada hubiera aceptado el archivo definitivo (sobreseimiento libre) solicitado por su propia madre.

la ocultación por la madre de sus hijos dificultó la investigación sobre los abusos al más pequeño

El titular del Juzgado de lo Penal nº 1 de Granada, Manuel Piñar: “Este Juzgado ya emitió el parecer sobre el peligro que para los hijos representa la acusada en un informe contrario al indulto y ya no sabe cómo hacer que llegue al conocimiento de los restantes tribunales, y por supuesto del Gobierno, que estando los hijos bajo el cuidado y custodia de la madre, uno de ellos fue abusado sexualmente, según dictaminó la pediatra, un forense y manifestó el propio menor. Mientras tanto, al poco de constatarse estos hechos, la madre oculta a los niños, precisamente en el momento en que la presencia del menor era esencial para la investigación”.

… “no se trataba de un niño que, por su edad, sale a jugar o vuelve del colegio y es abordado y abusado, sino de uno de muy pocos años que deber ser controlado y vigilado en todo momento porque no puede valerse por si mismo. La cuestión entonces es ¿dónde metió la penada a su hijo menor para que fuera víctima de tan atroz atropello? ¿Qué hizo para vigilarlo?”.

A la hora de dar el indulto el Gobierno conocía los abusos, El juez lo dice en su auto.

Los abusos sexuales habían permanecido silenciados hasta ahora por el juez para proteger al menor

Por eso no habían salido en la prensa hasta ahora. En este momento se hacen públicos pues el Juez los tiene en consideración para argumentar contra el indulto.

DOLORES DELGADO ordenó a la fiscalía de granada pedir la libertad de Juana con conocimiento de los abusos sufridos por el hijo de 3 años de esta

Esta orden de Dolores Delgado estaba en contra del criterio de la fiscalía de granada. Los abusos sufridos por el hijo de esta figuraban en el informe del indulto.

Dolores Delgado debería haberse abstenido pues ya intervino a favor de Juana cuando era ministra

El ministerio de igualdad califica el auto como «violencia institucional»

El auto señala que los abusos sexuales podrían haber sido el móvil y no la violencia de género

El móvil de la huida por parte de Rivas con sus hijos podría no tener que ver con la violencia de género, sino que habría tenido como fin tapar el episodio de abusos sexuales al menor cuando estaba bajo su amparo.

Del auto: «la madre oculta a los niños, precisamente en el momento en que la presencia del menor era esencial para la investigación» y lamenta cómo «se ha echado tierra de por medio» sobre el tema.

El auto del juez señala que “hay indicios de presunta negligencia por desatención de la obligación de velar por él”.

El juez se pregunta por qué la madre no ha hecho más por descubrir al causante del delito

«Con toda la contemplación mediática de maltratada, se ha interpuesto una cortina de humo que oculta un presunto grave delito de abuso a un menor, y siempre quedará un margen acerca de si la madre hizo todo lo que pudo para descubrir ese delito« señala al respecto.

La defensa de su exmarido se pregunta por qué no ha llevado el asunto a otros tribunales europeos

En su escrito, la defensa del exmarido de Juana argumenta: «si tan segura estaba de su inocencia, no entendemos como no ha llevado hasta las últimas instancias judiciales, Constitucional y Tribunal Europeo de Derechos Humanos, su asunto, y sin embargo, ha tenido que recurrir al indulto parcial que le concede por motivos exclusivamente adscritos a la política»

El indulto del gobierno devuelve la custodia a Juana y esto ha llevado al juez a denegar la suspensión de la pena

El indulto del Gobierno conmutaba la inhabilitación de seis años para el ejercicio de la patria potestad por 180 días de trabajos en favor de la comunidad y rebajó a la mitad la pena de prisión. Dejaba al juez la decisión sobre si Juana Rivas podía o no salir ya de prisión.

Lo que no dejaba al juez era la custodia de los niños. El gobierno sabía de las conclusiones y recomendaciones de juez, pues tenía acceso a ellas, y a pesar de ello concedió el indulto, sabiendo que eso daría a Juana Rivas la custodia.

Dado que a través del indulto se rehabilitó la custodia para Rivas, esto ha movilizado finalmente al juez a denegar la suspensión de la pena.

Dicha custodia sigue pendiente de los tribunales, concretamente en el de Cagliari, donde se dictaminó una sentencia cautelar por la que Rivas podrá pasar la Navidad con sus hijos.

el indulto Además ha reducido la duración de su condena

en primavera de 2022 habrá cumplido tres cuartas partes de la pena reducida tras el indulto.

Parte final de la motivación de la denegación de la libertad por parte del Juez

About the author

izmarsel

Add comment

By izmarsel

Categories

Recent Posts

Recent Posts

Recent Comments