Sobre la Ley de Seguridad Ciudadana

S

La policía no podrá grabar a los infractores. Estos podrán grabar a la policía y difundirlo sin autorización

Grabar a las Fuerzas de Seguridad no constituirá infracción. Elimina del ordenamiento jurídico de la prohibición de difundir imágenes de los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado sin autorización previa.

Salvo que “genere un peligro cierto a su seguridad personal o familiar” de ese miembro de la autoridad. Eso sí, los agentes no podrán grabar a los infractores. Pero esto en mi opinión, es sólo evaluable a posteriori. Claro que generará presión sobre los agentes y sus familias.

Lo contrario si que es ilegal: los agentes no podrán grabar a los infractores.

En mi opinión, alucinante, una vez que los agentes han pedido llevar cámaras web hasta en los cascos y se les ha denegado.

Las manifestaciones espontáneas no tendrán que ser comunicadas previamente y se encuentra en la enmienda que propone limitar la responsabilidad de los incidentes en una manifestación o concentración únicamente a los organizadores o promotores, retirando del articulado la opción de sanción a quienes ejerzan actos similares a ellos.

En concreto, el texto argumenta que no habrá infracción siempre que “el ejercicio pacífico de tal derecho precise de una rápida expresión ante un acontecimiento de indudable repercusión social que no admita demora, siempre que no se cause violencia o alteración del orden público”.

Esta medida chocaría con el artículo 21.2 de la Constitución que señala la obligación de comunicación previa a la autoridad en los casos de reuniones en lugares de tránsito público y manifestaciones.

Para los agentes, existe un riesgo mayor y se encuentra en la enmienda que propone limitar la responsabilidad de los incidentes en una manifestación o concentración únicamente a los organizadores o promotores, retirando del articulado la opción de sanción a quienes ejerzan actos similares a ellos. Con este cambio, cualquier persona o colectivo que no convoque formalmente un acto público -o lo haga desde el anonimato de las redes sociales- pero que se dedique a impulsar incidentes o comportamientos sancionables quedaría impune.

Es decir se pueden hacer contramanifestaciones, iniciadas desde las redes sociales, sin unos responsables claros, y que permitan la expresión “pacífica”. El problema que veo aquí es que si no se puede castigar a nadie se la manifestación no es pacífica, hay de hecho impunidad para que no sean pacíficas.

Insisten desde las asociaciones, tanto ésta como la anterior medida se producen en el peor de los momentos, por el aumento de incidentes violentos relacionados con los botellones y los comportamientos incívicos vinculados a esta forma de ocio en la que “se ocupa el espacio público y se produce la ingesta de alcohol”.

Se reduce el tiempo de la detención. Las personas que se nieguen a identificarse podrán ser retenidas hasta dos horas, cuando antes el período máximo establecido era de 6 horas.

Los agentes se quejan de que se han introducido variables sin contar con la opinión profesional de los que están a diario en las calles. “Demuestran un absoluto desconocimiento de los trámites y procedimientos”, insisten.

El detenido será devuelto al lugar donde se inició la intervención.

En la ley del PP del 2015, el detenido permanecía en comisaría. Este hecho provoca situaciones «rocambolescas», denuncian, como el hecho de que los policías tengan que «hacer de taxistas».

Asimismo, señalan que el hecho de llevarles en coche patrulla al lugar en el que fueron detenidos, resta recursos y va en detrimento de la seguridad del resto de ciudadanos mientras hacen de taxistas para alguien que no llevaba en DNI encima.

El atestado policial perderá la presunción de veracidad.

Este cambio supone un cambio radical, ya que, según los agentes, de la presunción de veracidad se pasa directamente a la “presunción de culpabilidad” y esto genera gran “inseguridad jurídica”. A partir de ahora, el atestado que redacta el agente se considerará veraz siempre que los hechos consignados en él resulten “coherentes, lógicos y razonables, salvo prueba en contrario”.

Y en este punto, los sindicatos policiales preguntan al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, si considera que ha habido jueces que hayan condenado en base a atestados y testimonios que no fueran coherentes, lógicos y razonables.

La norma establece que se utilice siempre el medio menos lesivo.

El objetivo es evitar lesiones irreparables, como las que pueden provocar las pelotas de goma.

Desde los sindicatos policiales aseguran con esta medida pretenden coaccionar más a los agentes y coartar su forma de trabajar, ya que constituyen un elemento esencial disuasorio en los casos de graves alteraciones de la convivencia.

Infracción leve por tenencia de drogas.

Hasta ahora, la posesión de sustancias estupefacientes, aunque no estuvieran destinadas al tráfico, en la vía pública y en establecimientos era una infracción grave.

About the author

izmarsel

Add comment

By izmarsel

Categories

Recent Posts

Recent Posts

Recent Comments