¿Se gestionaron bien las residencias de mayores?

¿

Orden SND/265/2020, de 19 de marzo, de adopción de medidas relativas a las residencias de personas mayores y centros socio-sanitarios, ante la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19

Medidas positivas

Me parece lógica la segregación de los trabajadores por cohortes de mayores que dicta la orden:

Con este objetivo, los trabajadores de estos centros deben ser asignados a cada uno de los grupos de residentes que se señalan en el punto segundo.1 de esta orden, garantizando que sean los mismos los que interactúen en los cuidados de cada uno de estos grupos. No se deben producir rotaciones de personal asignado a diferentes zonas de aislamiento“.

Otra que en la interpretación de los directores de residencias han mencionado como positiva fue:

La autoridad sanitaria de la comunidad autónoma podrá modificar la prestación de servicios del personal médico, de enfermería u otro tipo de personal sanitario vinculado con las residencias de mayores y otros centros sociosanitarios, con independencia de su titularidad pública o privada, así como la correspondiente a ese tipo de personal vinculado con atención primaria o atención hospitalaria o especializada extrahospitalaria, en su caso, para adaptarlos a las necesidades de atención en las residencias de mayores y otros centros sociosanitarios.

Es decir la posibilidad de que cada comunidad autónoma reformule los criterios para que una persona pueda trabajar en una residencia de ancianos de forma que puedan encontrar personal sustitutorio más fácilmente cuando el regular se contagie y tenga que estar de baja.

Medidas negativas

Si el personal sanitario médico, de enfermería u de otro tipo, ha tenido contacto estrecho con un caso posible o confirmado de COVID-19 y no presenta síntomas, seguirá realizando su actividad normal así como la vigilancia de síntomas.

Los gestores de las residencias de mayores atribuyen a este punto el ser uno de los causantes principales de la mortalidad en las residencias.

¿Se sabía ya en Marzo que el virus era asintomático en una fracción de los infectados?

En el Report of the WHO-China Joint Mission on Coronavirus Disease 2019 (COVID-19) del 24 de Febrero en el que ya se indica que:

“Asymptomatic infection has been reported, but the majority of the relatively rare cases who are asymptomatic on the date of identification/report went on to develop the disease. The proportion of truly asymptomatic infections is unclear but appears to be relatively rare and does not appear to be a major driver of transmission.”.

Es decir que no se sabía cual era el porcentaje de asintomáticos que tenían la enfermedad y podían transmitirla. Se sospechaba que la proporción del total era pequeña, pero ya se sabía que había casos asintomáticos con capacidad para transmitir la enfermedad.

Y si que se sabía que “Individuals at highest risk for severe disease and death include people aged over 60 years and those with underlying conditions such as hypertension, diabetes, cardiovascular disease, chronic respiratory disease and cancer”.

“Mortality increases with age, with the highest mortality among people over 80 years of age(CFR 21.9%).” CFR Crude Fatality Rate.

Es decir que había que proteger especialmente las residencias de ancianos por pertenecer al grupo de población más vulnerable.

Los centros de atención primaria estaban viendo ya a muchos de sus médicos enfermando de COVID-19. ¿Se publicó esta medida para evitar que las residencias quedaran desantendidas de personal?

Esta medida probablemente también hizo poco eficaz otras que se dictan en la misma orden como: “En cualquier caso, estos residentes, casos posibles o casos confirmados de COVID-19, deben mantenerse aislados del resto de residentes.”

Toda la medida parece pensada para protegerse sólo en caso de síntomas. Por ejemplo el aislamiento se decreta sólo para aquellas personas que muestren síntomas: “En el caso de que un residente presente infección respiratoria aguda leve, debe ser aislado del resto de residentes“. Y no como una medida higiénica y de protección para todos.

¿Debía el protocolo para las residencias de ancianos haber sido más restrictivo desde un inicio?

El informe es claro en que lo que funcionó en China para parar la epidemia fue supervisión proactiva, y sobre todo el aislamiento aunque la población no entienda o acepte estas medidas:

Much of the global community is not yet ready, in mindset and materially, to implement the measures that have been employed to contain COVID-19 in China. These are the only measures that are currently proven to interrupt or minimize transmission chains in humans. Fundamental to these measures is extremely proactive surveillance to immediately detect cases, very rapid diagnosis and immediate case isolation, rigorous tracking and quarantine of close contacts, and an exceptionally high degree of population understanding and acceptance of these measures“.

About the author

izmarsel

Add comment

By izmarsel

Categories

Recent Posts